ACEPTARNOS

DIMENSIÓN DE ACEPTARNOS COMO HIJOS E HIJAS DE DIOS

ACEPTARNOS

Carol Ryff (1989, 1998) desarrolló un “Modelo de Bienestar Psicológico” constituido por seis dimensiones, las cuales proponen que el funcionamiento humano óptimo es el que produce una mayor cantidad de emociones positivas. En este modelo cada dimensión es un índice de bienestar en sí mismo y también indicador de una mejor Salud Mental. La primera dimensión es la siguiente:
1.- AUTOACEPTACIÓN:  Es el rasgo central de la salud mental, implica reconocernos y aceptarnos tal como somos, con nuestras buenas cualidades y nuestras limitaciones. Se refleja en una autoestima alta y favorece el bienestar psicológico general.

Basándose en la Biblia, los escritos de Elena White y tomando como referencia el “Modelo de Bienestar Psicológico” de Carol Ryff (1989, 1998),  se ha estructurado el “Modelo de Bienestar Mental de Quiero ¡Vivir Sano!”,  el cual dota al ser humano de una satisfacción humana plena que se produce al construir una relación en paz y armonía con Dios y con nuestros semejantes.

La primera Dimensión de Bienestar es la siguiente:

MBM 1Una persona comienza por aceptarse como hijo o hija de Dios, aceptándose como creación divina y teniendo una actitud positiva hacia sí misma. Es fundamental aceptar lo que sucedió en el pasado y mantener una esperanza hacia el futuro. Gálatas 4:7 señala: “Ustedes ya no son como los esclavos de cualquier familia, sino que son hijos de Dios. Y como sus hijos, gracias a él tienen derecho a recibir su herencia”. Por otro lado, el mundo “…está lleno de gente insatisfecha que pasa por alto la felicidad y las bendiciones que están al alcance de la mano, y continuamente trata de lograr una felicidad y una satisfacción que están fuera de sus posibilidades. Están permanentemente tensos por algún bien esperado y lejano, mayor que el que poseen ahora, y se encuentran siempre en un estado de desilusión… No le dan la bienvenida a las bendiciones de todos los días…”. (White, MCPT2: 673)

 

Para reflexionar:
• Tener una actitud positiva hacia nosotros mismos.
• Aceptarnos tal como Dios nos creó.
• Aceptar lo sucedido en el pasado y tener esperanza en el futuro
– ¿Me acepto realmente como soy?
– ¿Reconozco que soy hijo o hija de Dios?
– ¿Qué debo hacer para aceptarme como soy?

Una aportación de la Facultad de Psicología de la Universidad de Montemorelos
Fuentes: La Biblia, escritos de Elena White y el Modelo de Bienestar Psicológico de Carol Ryff (1989, 1998).

Comparte esto en: