RELÁJATE

RELÁJATE

RELÁJATEEl descanso no sólo implica el permanecer dormido durante algunas horas durante la noche o en quienes alteran el ciclo normal incluso durante el día. El descanso va más allá; el diccionario de la real academia de lengua española lo define como:

“Quietud, reposo o pausa en el trabajo o fatiga. Causa de alivio en la fatiga y en las dificultades físicas o morales” (Asociación de Academias de la Lengua Española, 2014).

Uno de los factores de riesgo que se ha asociado de manera más marcada a múltiples enfermedades en los últimos 30 años como los componentes del síndrome metabólico (diabetes, hipertensión, obesidad y dislipidemias), cáncer, enfermedades coronarias, depresión, demencia es el estrés emocional (K Ashbacher, 2014) (Spruill, 2010) (I Kyrou, 2006). De ahí que es importante poder disminuir este factor ante el que estamos expuestos continuamente (L Varvogli, 2011).

Estaba predicho desde hace más de 2300 años que “…la gente correrá de aquí para allá y la ciencia se aumentará” (Daniel 12:4). A todas luces observamos ambos fenómenos, a pesar de haberse aumentado la ciencia a pasos agigantados en el último siglo, de manera marcada en la segunda mitad del siglo, también nos vemos expuestos a un estilo de vida más activo. La gente literalmente “corre de aquí para allá” y este estado de estrés continuo puede mejorarse con algunos métodos:

Contracción por 10 segundos seguida de relajación paulatina durante 20 segundos de grupos musculares desde las piernas hasta los músculos de la cara (L Varvogli, 2011). Episodios de respiraciones diafragmáticas profundas (en lugar de expandir el tórax, la expansión más marcada es la del abdomen) (M Moore, 2011).

Yo Quiero ¡Vivir Sano! Y ¿Tú?

Autor: Dr. Gabriel Trigueros Del Valle
Médico Internista, IMSS Jalisco
Catedrático de la Universidad de Guadalajara

Comparte esto en: