RESPIRA PROFUNDO

RESPIRA PROFUNDO

RESPIRA PROFUNDOEl estrés ante el que estamos expuestos diariamente, es un problema de dimensiones abarcantes. Se ha encontrado una asociación directa con el impulso a comer y a comer en exceso así como a la inactividad física (K Aschbacher, 2014); factores por demás asociados a enfermedades cardiovasculares (principal causa de muerte a nivel mundial) (S Motillo, 2010) (CJ O'Donnell, 2010), entre otras muchas alteraciones.

Se ha encontrado que cuando estamos envueltos en un momento o situación desagradables o estresantes, el organismo comienza a producir sustancias y hormonas que tienen como finalidad, tener un organismo preparado para la respuesta, el ataque o la huida. Esto es debido a que se activa en nuestro organismo, un sistema llamado sistema nervioso autónomo simpático. Se le llama autónomo, porque su aparición, actividad y desenlaces no se pueden controlar; al menos no del todo; sin embargo hay una función que si podemos controlar y es justo a partir de ésta que se han desarrollado técnicas para controlar el resto del sistema nervioso autónomo (frecuencia cardíaca, presión arterial, etc) y éste es la respiración (M Moore, 2011). Los ejercicios de respiración nos ayudan a manejar emociones, regular el estrés, incrementar la energía y mantener una lucidez apropiadas (M Moore, 2011).

El control consciente de la respiración y el desarrollar una rutina de respiraciones apropiadas puede ser particularmente efectiva en facilitar sentimiento de calma, tranquilidad y nos ayuda a poder enfocarnos y concentrarnos en momentos de estrés y ansiedad excesivos (Sovic, 2000) (ME Clark, 1990) . Existen varias técnicas, como respirar en ciclos predeterminados (tanto la inhalación como el sostén y la espiración deben ser controladas y con cada vez mayor lapso; las respiraciones diafragmáticas (M Moore, 2011).

Yo Quiero ¡Vivir Sano! Y ¿Tú?

Autor: Dr. Gabriel Trigueros Del Valle
Médico Internista, IMSS Jalisco
Catedrático de la Universidad de Guadalajara

Comparte esto en: