8 HÁBITOS SALUDABLES, UN DESCANSO ADECUADO, QUIERO ¡VIVIR SANO!

TU SUEÑO, ¿ES REPARADOR?

8 HÁBITOS SALUDABLES, UN DESCANSO ADECUADO, QUIERO ¡VIVIR SANO!Un tercio de nuestra vida la pasamos durmiendo. A la edad de 60 años, 20 de ellos los habremos dormido. Es lo que más hacemos, día a día, noche tras noche, así que cualquier problema durante el sueño, nos afecta cotidianamente, tanto de noche, como de día, condicionando muchas veces nuestra vida, porque las funciones del sueño son importantísimas para nuestro organismo. La vida moderna exige un permanente proceso de aprendizaje, atención, concentración, vigilancia…y funciones cognitivas como conducción, control y observación tienen un papel fundamental. Todas están íntimamente relacionadas con un buen descanso. Por eso, el sueño no reparador tiene consecuencias sociales y médicas importantes que afectan por igual a todas las edades y estamentos sociales.

  • Estudios recientes demuestran que los niños que duermen menos horas de las aconsejadas tienen peores calificaciones en la escuela y déficits muy significativos en el aprendizaje y la expresión del lenguaje, cuando se les valora a los seis años.
  • La falta de atención, mayor dependencia de quien lo cuida, los problemas de crecimiento, la mayor probabilidad de obesidad infantil, dolores de cabeza, inseguridad, timidez, peor carácter y baja tolerancia a la frustración y, ya en edades más avanzadas, el fracaso escolar, son otras graves consecuencias derivadas de un mal sueño durante la infancia.

La National Sleep Foundation es una organización estadounidense sin ánimo de lucro que opera desde 1990 en Washington DC. Su objetivo es comprender mejor los mecanismos del sueño para investigar sobre las alternaciones del mismo y combatirlas.  Dicha organización ha actualizado los tiempos ideales para cada franja de edad. Son los siguientes:

  • Recién nacidos (0-3 meses): 14-17 horas cada día.
  • Bebés (4-11 meses): 12-15 horas cada día.
  • Niños (1-2 años): 11-14 horas cada día.
  • Preescolares (3-5 años): 10-13 horas cada día.
  • Niños en edad escolar (6-13 años): 9-11 horas cada día.
  • Adolescentes (14-17 años): 8-10 horas cada día.
  • Adultos jóvenes (18-25 años): 7-9 horas cada día.
  • Adultos (26-64 años): 7-9 horas cada día.
  • Ancianos (65+): 7-8 horas cada día.

Beneficios del dormir bien

  • Incrementa la creatividad
  • Ayuda a perder peso
  • Te hace estar más sano
  • Mejora la memoria
  • Protege el corazón
  • Reduce la depresión
  • Mejora el sistema inmunológico

Yo Quiero ¡Vivir Sano! Y ¿Tú?

Autor: Dra. Ellen Matilde Del Valle
Medicina Familiar
Jubilada

Comparte esto en: