QUE TODO MUNDO SE MUEVA

¡QUE TODOS SE MUEVAN!

QUE TODO MUNDO SE MUEVALa OMS define la actividad física como cualquier movimiento corporal producido por los músculos esqueléticos, con el consiguiente consumo de energía. Ello incluye las actividades realizadas al trabajar, jugar y viajar, las tareas domésticas y las actividades recreativas. La expresión «actividad física» no se debería confundir con «ejercicio», que es una subcategoría de actividad física que se planea, está estructurada, es repetitiva y tiene como objetivo mejorar o mantener uno o más componentes del estado físico. La actividad física —tanto moderada como intensa— es beneficiosa para la salud.

El movimiento es una ley de la vida. Todo órgano y célula de nuestro cuerpo responde a esta ley natural. ¡El movimiento equivale a vida! De todos los hábitos saludables que podemos seguir, la actividad física es el que nos ayuda a extender más nuestra vida. ¿Cómo puedo mantenerme activo? Existe un sin número de maneras por las cuales podemos realizar actividad física. A veces pensamos que estar en la casa significa estar sentado o sedentario viendo la televisión pero existen muchas actividades cotidianas las cuales nos ayudan a ser activos. Reparaciones menores, con las precauciones adecuadas, en el interior y exterior del la casa nos ayudan a estar de pie y tener un gasto de energía. Actividades de limpieza como lavar, barrer, trapear, aspirar y recoger, también nos mantiene muy activos. Al estirarnos y levantar objetos o herramientas, nuestros músculos están siendo entrenados. Cada repetición aumenta la resistencia y nos ayuda a mantenernos mas saludables. El trabajo cotidiano también nos ayuda a disminuir estrés del trabajo en oficina. El trabajo en el jardín se considera uno de las mejores actividades para disminuir estrés. Escarbar y usar otras herramientas nos ayuda a usar los músculos de los hombros, brazos y espalda. Adicionalmente un jardín nos puede proporcionar deliciosas verduras y frutas para nuestra dieta. El realizar trabajos manuales en la casa tendrá doble beneficio al mantenernos en movimiento y cumplir con los deberes del hogar.

Yo Quiero ¡Vivir Sano! Y ¿Tú?

Autor: Jason Miguel Aragon
MPH, Medicina Preventiva
Catedrático de la Universidad de Montemorelos

Comparte esto en: