una-dosis-diaria-de-color

UNA DOSIS DIARIA DE COLOR

una-dosis-diaria-de-colorA la hora de comprar tu despensa, trata de comprar sólo lo que necesitas de acuerdo al menú que planificaste, esto es para evitar desperdicios. Te recomiendo que compres la fruta de la temporada ya que es más económica y es de mejor calidad. Pero no olvides siempre comprar frutas de color rojo, amarillo y unas cítricas.

Las verduras, al igual que las frutas, no deben de faltar en tu plato  por nada del mundo. Recuerda comprar las que son de temporada y sobre todo que se den en tu región donde vives ya que son más económicas.

Las frutas y verduras te van a proporcionar las vitaminas y minerales que tu cuerpo necesita. Ahora te diré algunos de los beneficios que te brindará un plato siempre colorido:

  • El  rojo: mejora la salud del corazón y de la sangre (fresa, cereza, sandía, manzana roja, tomate).
  • El amarillo: ayuda a tu corazón, a la digestión y al sistema inmunológico (mango, pimiento amarillo, plátano, piña, pera, carambolo).
  • El naranja: te ayuda a prevenir el cáncer y promover el crecimiento del colágeno un componente importante en la piel y sus anexos (naranja, melón, calabaza de castilla, durazno, camote).
  • El verde: es un poderoso antioxidantes, combate los radicales libres y mejoran el sistema inmunológico (ejotes, kiwi, brócoli, pepino, acelgas).
  • El morado/azul: mejora la absorción de los minerales y antioxidantes de gran alcance (repollo morado, uvas moradas, zarzamora, higo, cebolla morada, berenjena).
  • El blanco: activa las células muertas y reduce el riesgo de cáncer (cebolla, ajo, coliflor, champiñones).

Ahora te explicaré por qué es importante añadir siempre una fruta citíca a tu día. Los cítricos (naranja, guayaba, fresa, mandarina, kiwi, etc) son ricos en vitamina “C” la cual va ayudar a reforzar tu sistema inmunológico y así evitar que tengas resfriados tan seguidos o por lo menos que no te pegue tan fuerte, además de que esta vitamina no se almacena en tu organismo ya que desechada todos los días.

Es por estas razones que debes consumir tu dosis diaria de color en cada plato de comida de tu día.

Yo Quiero ¡Vivir Sano! Y ¿Tú?

Autor: Mirna Yera Segura
Licenciada en Nutrición
Catedrática de la Universidad de Linda Vista

Comparte esto en: