UN BUEN DESAYUNO PARA NIÑOS

El desayuno es la primera comida que se realiza en el día, este debe ser balanceado y nutritivo cubriendo un 25 % de las calorías requeridas por los niños. Muchos de nuestros niños no acostumbran a desayunar, en distintos estudios se ha visto que no desayunar afecta la memoria y disminuye la calidad de estudio, por eso es importante crear el habito del desayuno saludable. Debemos recordar que mientras más saludables sean nuestros alimentos más sanos serán nuestros niños.

¿Cómo es un buen alimento para el desayuno?

Para que nuestros alimentos sean buenos debemos seguir estos principios guiadores:

  1. Debe aportar en energía, proteínas y micronutrientes (hierro, zinc, selenio, calcio, vitamina A y folatos).
  2. No debe ser picante, dulce, ni salado.
  3. Debe comerse con facilidad.
  4. Deben ser frescos y de temporada, no debe tener grandes porciones.

Para poder conseguir un desayuno saludable y nutritivo debes incluir:

  • Cereales integrales: pan integral, avena, amaranto cocido.
  • Frutas y verduras: Deben ser de temporada y mejor si están en su estado natural.
  • Grasas saludables: como aceite de oliva, aguacate, almendras.
  • Proteínas vegetales: Frijol, garbanzo, lentejas.
  • Bebidas de soya o de almendras.

¿Qué podemos hacer para que desayunen bien nuestros niños?

  • Primero debemos inculcar en nuestros niños este habito, deberíamos buscar que tengan una rutina establecida para desayunar. Al inicio será algo difícil más no imposible.
  • Como padres jugamos un papel muy importante para que nuestros hijos desayunen de la manera correcta, si nosotros no somos el modelo para nuestros hijos muy probablemente lo será la televisión. Debemos compartir la mesa con los niños y adolescentes.
  • Debemos separar por lo menos 20 minutos para el desayuno, nos servirá mucho preparar algunos alimentos con anterioridad una noche antes, esto nos ayudará a tener más tiempos.
  • Se puede empezar poco a poco, recordemos que pequeños pasos nos llevan a grandes cambios. Si les cuesta tomar un desayuno completo podemos iniciar con pequeñas porciones de frutas o un vaso de leche de soya con cereales integrales e ir aumentado poco a poco.
  • Debemos inculcarles a nuestros niños que el desayuno mejorara su memoria y les ayudara a su desarrollo intelectual.
  • Otro consejo muy importante es dejar que colaboren en la elaboración de su desayuno esto servirá para que puedan despertar su curiosidad por los alimentos.

Fuentes: Asociación Española de Pediatría, https://enfamilia.aeped.es/prevencion/obesidad-consejos-para-su-prevencion

Yo Quiero ¡Vivir Sano! Y ¿Tú?
Autor: Luis Aguilar Chunab
Estudiante de Medicina – Universidad De Montemorelos