EVITA EL CONSUMO DE BEBIDAS AZUCARADAS

Un consumo excesivo de bebidas azucaradas puede ocasionar riesgos en nuestra salud.

¿Qué son las bebidas azucaradas?

Son aquellas que contienen azúcar añadida. Entre ellas se encuentran: los refrescos, las bebidas energéticas, los jugos envasados, el té, el café, entre otros. Por ejemplo, una lata de refresco puede llegar a contener 20 cucharadas de azúcar.

Elena de White nos dice: “El azúcar no es bueno para el estómago. Causa fermentación, y esto anubla la mente y trae mal humor”. Consejos sobre el régimen alimenticio página 389.1

Algunos riesgos que nos trae el consumo de bebidas azucaradas son:

  1. Enfermedades del corazón.
  2. Presión arterial alta.
  3. Diabetes tipos 2.
  4. Caries dentales.
  5. Obesidad.

“Las compañías de bebidas quieren que piensen que el consumo de bebidas azucaradas es bueno si haces ejercicio y comes saludablemente, pero tan solo una bebida azucarada puede superar el límite diario recomendado de calorías provenientes de azúcares añadidos”. Artículo patrocinado por la New York City Health

Recomendaciones:

  • Evitar el consumo de bebidas azucaradas. Nuestro cuerpo necesita pequeños sorbos de agua y no de azúcar.
  •  Lavar tus dientes si consumes azúcar. Luego de consumir algún tipo de dulce o refresco es recomendable cepillarse los dientes.
  • Evitar consumir jugo de caña evaporado (azúcar), jarabe de maíz o melaza.
  • Tome únicamente bebidas saludables. Existen muchos tipos de jugos de frutas y de otros vegetales: de naranja, de uvas, de manzana, de toronja así como combinaciones de los mismos que son bajos en sodio. Estas opciones son muchas más saludables que los refrescos, las limonadas y otras bebidas que son ricas en azúcar.
  • Consumir más frutas, verduras y hortalizas. Especialmente las verduras de hoja verde oscuro y los vegetales de colores rojo y naranja. Estos alimentos contienen vitaminas, minerales, antioxidantes, fibra y otros nutrientes necesarios para la salud y con bajo aporte calórico. Contienen pocas grasas, y nada de azúcares añadidos, con esto se puede prevenir y disminuir el riesgo de sufrir enfermedades crónicas como: obesidad, hipertensión, diabetes mellitus tipo 2, entre otras enfermedades.
  • Beber suficiente agua natural. Nos ayudará a eliminar toxinas y a suavizar las heces, con la cual se evita el estreñimiento. Una ingesta de 8 a 12 vasos diarios de agua nos ayuda a regular los niveles de acidez en el cuerpo, lubrica las articulaciones y mejora la resistencia de los ligamentos, y además ayuda al cabello, las uñas y la piel.

Reflexión

Es atinado considerar el consejo bíblico como lo expresa el apóstol Pablo en 1 Corintios 6:19, cuando señala: “nuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo”.

Por lo tanto es necesario cuidar nuestro cuerpo y practicar las buenas recomendaciones. Recordemos la frase que dice: “Que tu alimento sea tu medicina” (Hipócrates)

Yo Quiero ¡Vivir Sano! Y ¿Tú?

Autor: Carlelys Rilio Almonte
Estudiante Lic. en Nutrición y Dietética
Universidad de Montemorelos